Pasar al contenido principal
Eventos

Adrián Yañez: Una Amenaza Real Para El Peso Gallo

El Mexicoamericano Va Por Su Cuarta Victoria En El Octágono En UFC Vegas 43

Adrián Yañez es una amenaza real para la división gallo. El de origen mexicano ganó su contrato en el DWCS en 2020 y, desde entonces, suma tres victorias en UFC. Todas por nocaut. En UFC Vegas 43 enfrentará a Davey Grant en la búsqueda del top 15 del ránking.

“Este campamento fue duro. Extraño ver y escuchar a mi entrenador”.

Adrian Yanez

Han pasado tres meses desde que el entrenador en jefe del Metro Fight Club de Texas, Saúl Soliz, falleció y para Adrián Yañez ha sido un reto duro superarlo y enfocarse en su preparación; sin embargo, el mexicano visualiza lo que su entrenador hubiera querido y así ha trabajado.

“Tanto yo como mi compañero de entrenamiento Cameron Smotherman sabemos lo que nuestro entrenador quería. Él no hubiera deseado que estuviéramos tristes por su muerte; al contrario: una celebración de la vida. Y eso es lo que he intentado hacer todo este campamento”.

Desde su debut profesional, Yañez ha dejado claro que el nocaut es su sello personal y nueve de sus 14 triunfos han sido por esta vía.

Después de impresionar en el DWCS con un TKO en el primer round tuvo la oportunidad de presentarse de manera oficial en el octágono y con una patada a la cabeza noqueó a su rival y se llevó su primer bono por desempeño.

2021 ha sido un año espectacular con un par de triunfos –también por nocaut- en los que ha ganado también bonos por sus actuaciones. Cerrar el año con otra impresionante victoria podría llevarlo al top 15 de las 135 libras, una división que ha recibido mucho talento y nueva sangre que se ha apoderado del protagonismo.

Además que ha podido entrenar con el campeón Aljamain Sterling y perfeccionar -aún más- su striking y lucha. 

Nnunca ha sido finalizado y en el piso también cuenta con efectivos recursos para dominar a sus oponentes. El mexicano es un peleador muy completo y peligroso que busca consolidarse y convertirse en un referente de un estilo agresivo e inteligente que –tarde o temprano- alcanzará la cima del peso gallo.