Pasar al contenido principal
/themes/custom/ufc/assets/img/default-hero.jpg

TUF 22 Episodio 3: Team Faber Sigue Al Control

 El mismo día que comenzó esta temporada del The Ultimate Fighter, Conor McGregor les dijo a sus pupilos que no iba a ser un entrenador que iba a estar arriba de ellos, enseñándoles cómo tirar un jab u obligándoles a entrenar dos veces al día, ni nada de eso. Y sí que tenía razón el peleador irlandés.


En este tercer episodio, vemos a un McGregor que a veces ni entrenaba a sus muchachos, practicando ligeramente en la mañana, con sus coaches asistentes a cargo de todo hasta que llegara la noche. Su manera en ser el coach de un TUF es muy diferente a las de los entrenadores anteriores, pero también es distinta su forma de pensar al decirles a todos sus pupilos que siempre deben estar listos para pelear y estar saludables. Esas deben ser sus prioridades.
Pero a pesar de toda esta actitud, Dana White dice que él siempre está ahí para su gente y que se ocupa más de lo que se cree. ¨Conor muestra esa actitud como de que no le interesa pero en realidad sí le importa. De hecho, es un muy buen entrenador¨, agrega.

Sascha Sharma se prepara para su peleaEn la práctica nocturna, McGregor ayuda a Sascha Sharma a prepararse para los ataques que de seguro va a recibir de parte de su rival del Team Faber, Chris Gruetzemacher, quien es uno de los peleadores más experimentados y que mostró mucha determinación en su pelea para entrar a la casa, algo que espera Conor que ocurra de nuevo en este combate. Pero también tiene fisuras y espera sacar ventajas de las mismas.

Algo en común para ambos peleadores es las dificultades por las que han tenido que pasar en sus respectivas vidas. Sharma tenía 11 años cuando su familia se mudó de la India a Alemania y contrajo una infección que le impedía mover sus piernas. Incluso, los doctores le informaron a la familia que esa infección podía ser mortal. Pero el chico luchó, batalló y venció a la enfermedad, logrando volver a caminar. De ahí se puso a practicar artes marciales mixtas y se destacó bastante hasta llegar a estas instancias.

Gruetzemacher, por su parte, también viene de un pasado difícil con mucho sufrimiento. Su abuelo era senador en Chile, pero tras el golpe de estado de 1973, fue capturado y torturado por los militares y su familia se escapó a Arizona, donde él se hizo peleador de MMA.

De vuelta en la casa, los peleadores disfrutan de una noche de UFC, en Chicago, donde TJ Dillashaw vence a Renan Barao por la corona de las 135 libras, combate que interesa mucho a Urijah y sus coaches porque Dillashaw es su compañero de entrenamientos. La celebración dura poco porque Conor empieza a atacar la unidad del Team Faber.Chris Gruetzemacher y el Team Faber camino a la pelea preliminar

En lo que los peleadores se preparan para el pesaje, el irlandés le dice a Faber que debe ponerse las pilas y pelear con Dillashaw antes de que sea tarde, pues él cree que a estas alturas el único combate que tiene sentido para Urijah es contra su compañero y debe ir y arrebatarle la corona.

¨Para de ser un cobarde. Hazte hombre que esa es la pelea que hay que hacer¨, le dice un emocionado McGregor. ¨No tienes más nada que hacer, ¿qué más te queda?¨, añade.

Faber no cae en la trampa pero nos queda claro que esta va a ser una temporada llena de enfrentamientos verbales entre los entrenadores.

Sascha Sharma vs Chris Gruetzemacher

Al comienzo, Sharma le pone presión a Gruetzemacher, lo domina en la lona, algo que sorprende al oponente, busca una estrangulación con un triángulo que no fructifica, pero que empieza a perder empuje con un minuto por combatir y el alemán revierte la posición para pelear desde arriba y atacar desde ahí.


En el segundo round, Gruetzemacher domina desde temprano, abriéndole una fuerte cortada a Sharma en la frente y ganando la batalla de la agresividad y la ofensiva, quedando claro en este momento que la historia del combate ha cambiado.

En el asalto decisivo, Gruetzemacher lleva a Sharma a la lona para castigarlo minuto tras minuto hasta el campanazo final. Antes, vemos como McGregor se vuelve loco pidiéndole a su pupilo que se levante, pero lo siguen llevando al piso sin piedad alguna.

¨¡De pie. Uno o lo quiere o no lo quiere!¨, grita Conor.
La decisión es clara y unánime a favor de Gruetzemacher, sin dejar ninguna duda de quién fue el mejor peleador dentro del octágono. McGregor luce bien molesto, sobre todo cuando ve a Faber celebrando el triunfo con todo su equipo.

¨Para no estar tan metido emocionalmente en esto, ahora sí que lo estás¨, le dice un emocionado Urijah Faber, quien escoge al veterano Tom Gallicchio para que represente a su equipo ante Marcin Wzrosek del Team McGregor en el próximo episodio.

¿Podrá McGregor mantener sus emociones bajo control y guiar a su equipo al triunfo?
Esto y mucho más en el próximo capítulo del The Ultimate Fighter.

¡No te lo puedes perder!