Pasar al contenido principal
Eventos

El Ciclo Menstrual Y El Desempeño De Las Peleadoras

Melissa Prieto Explica Cómo Aprovechar Cada Fase Del Periodo Menstrual

El factor hormonal juega un papel muy importante en el desempeño; sin embargo, hay que tomar en cuenta que entre hombres y mujeres es totalmente distinto. Por ello, cuando se trabaja con peleadoras hay que hacerlo de acuerdo al ciclo menstrual y la producción hormonal.

 

 

“Es importante trabajar con el nutriólogo durante la primera parte el campamento e incluso cuando no hay una pelea en puerta, para saber cómo funciona el cuerpo de la atleta”.

Con su preparación en Ciencias del Deporte con especialización en Deportes de Contacto, Melissa Prieto trabaja en Florida con peleadores de Sanford MMA en Symmetry Fitness y habla de la importancia del perfil hormonal para llevar al máximo a cada atleta.

El ciclo menstrual rige el desempeño de las mujeres y cada fase cuenta con ventajas que se deben aprovechar y características que es necesario entender: 

“En la primera parte del ciclo menstrual (fase folicular) se pueden realizar entrenamientos explosivos y de alta intensidad con resultados óptimos.

Conforme se avanza a la fase de ovulación baja el nivel de energía, aunque aún una mujer es capaz y recuperarse relativamente rápido, pero es necesario suplementar con más carbohidratos para tener el combustible adecuado y un buen desempeño.

Cuando se acerca a la fase lútea –mayor producción de estrógeno- se necesita más carbohidratos para tener el mismo ritmo; por ello, las estrategias se basan en la alimentación porque en esta fase su utilizan más grasas o triglicéridos para la producción de energía; actividades de larga duración son mejores”.

El trabajo de acondicionamiento físiconutrición deben estar complementados y en sincronía, pues los requerimientos energéticos cambian de acuerdo a la fase por la que se atraviesa. No siempre se lleva el mismo plan alimenticio y es necesario realizar ajustes.

“Si una peleadora necesita hacer trabajo explosivo en la fase lútea (mayor producción de estrógeno) se puede apoyar más del consumo de carbohidratos. Hay mujeres que requiere bajar el volumen e intensidad del entrenamiento, y después volver a comenzar el ciclo”.

Finalmente, Melissa señala que una buena estrategia para conocer a la atleta y el comportamiento de su cuerpo se pueden realizar cortes de prueba y diversos protocolos para adaptarla y llegar al punto óptimo sin necesidad de desgastarla cuando deba subir a la báscula previo a un combate:

“Es como un ensayo para hacer el corte de la forma más adecuada sin importar la fase por la que esté atravesando. Hay que tomar en cuenta todas las variables y siempre hacer un trabajo interdisciplinario”.