Pasar al contenido principal
Eventos

De Amigos A Rivales: "Nos Vemos En El Octágono"

El choque estelar de UFC 272 entre los ex amigos Colby Covington y Jorge Masvidal nos recuerda cuatro historias de peleadores que tuvieron afinidad personal pero que luego se distanciaron de manera amarga y resolvieron el conflicto por la vía de la violencia: 

Chuck Liddell vs Tito Ortiz

Los chicos malos de California compartieron entrenamiento y buena sintonía hasta que el matchmaking de UFC decidió emparejarlos y la relación se agrietó; aunque ya no entrenaban juntos, Tito se rehusaba a enfrentar a su amigo pero ‘The Iceman’ pensaba lo contrario.

Ambas estrellas pelearon en 2004 y en 2006 en el octágono de UFC y en ambas fue triunfo para Chuck por nocaut

 

TJ Dillashaw vs Cody Garbrandt

Ambos talentos gallos compartieron gimnasio pero la relación se tensó cuando TJ abandonó definitivamente el gym Alpha Male de Sacramento para ir a entrenar al nuevo equipo del entrenador Duane Ludwig en Colorado.

Cody tomó esa decisión como una traición y las cuentas se ajustaron en la jaula, con dos combates espectaculares en 2017 y 2018, por la corona de las 135 libras y en ambas se impuso la pegada de TJ.

 

Jon Jones vs Rashad Evans

Los prodigios eran compañeros en el gym Jackson Wink, en donde Rashad enseñaba los secretos de la jaula a un joven Jon.

La decisión de ‘Bones’ de reemplazar rápidamente a ‘Suga’ tras la lesión de Evans en las semanas previas a su pelea de título ante Mauricio Rua en 2011 complicó una relación que se rompió cuando Jones confirmó que no tendría problema en pelear contra su mentor. El choque de potencias fue en 2012 y terminó en victoria para Jon.

 

Marlon Vera vs Guido Cannetti

Los latinoamericanos congeniaron durante su estadía en Albuquerque, Nuevo México y luego en la casa de TUF Latinoamérica, pero la buena vibra se disolvió cuando Guido divisó a Marlon dándole indicaciones a Diego Rivas en el duelo entre chileno y argentino en UFC Chile.

La mala sangre subió a la jaula en UFC Argentina en el 2018 y finalizó con nocaut de ‘Chito’ en un clásico sudamericano electrizante.