Article

Comiendo como un campeón, por Urijah Faber

Esta es la primera de una serie de entregas sobre nutrición en atletas de alto rendimiento del UFC, el primero: Urijah Faber.
Urijah Faber y el arte de comer instintivamente

“Hombre, esto está bueno" dice Urijah Faber, agitando su cabeza en extasis tras una mordida al lunch que se preparó.

Fresco tras haber grabado otro episodio de The Ultimate Fighter, el contendiente No. 1 de las 135 libras fue a una tienda de comestibles en Las Vegas. El festín que aconteció por las siguientes dos horas pondría celoso a un rey.

Ver a Faber construir su ensalada de la nada revela una dieta tan dinámica como su carisma. Esta tarde, su mesa está formada por un lunch de $28 dólares, algo normal para él.Hay una enorme ensalada (quizá el triple de lo que sería un tamaño normal), unos totopos, una salsa grande, y un smoothie grande para bajarlo todo.

"Tradicionalmente, siempre he comudo muchas ensaladas", dice con sus 32 años, "porque desde que he crecido he comido ensaladas... mientras estaba en el útero, desde que puedo recordar, estaba condicionado a disfrutar una dieta saludable".

Como se dice en el ambiente de las peleas, Faber "camina" en el vecindario de las 156 libras casi todo el año. Antes de su pelea, el ex luchador División I baja su peso a 135 o 136 libras, luego se rehidrata de inmediato a su pesaje oficial. Durante un lunch de 30 minutos, el peso gallo más popular del deporte nos ofrece su filosofía única en comida y nutrición. La foto que nos muestra es la de un hombre que no se priva de nada, al contrario come prácticamente lo que se le antoja, pero buscando simepre ingredientes de la mejor calidad.

Le ha dado sorbetes en una o dos ocasiones a una Pepsi o Coca, pero en general ha rechazado cualquier refresco de gas. Dibuja paralelísmos entre su propia visión 
He has sipped Pepsi and Coke a time or two, but has otherwise shunned conventional soda pop. He draws parallels between his own views on food and the ‘everything is the devil’ hang-ups of The Water Boy, Bobby Boucher. Spontaneity and impulse are central themes to the Faber “diet.” This is a man who always listens to his gut. Here is a compelling sit-down interview with Urijah Faber on the art of Instinctive Eating:

¿Cuáles son algunas de las cosas ‘prohibidas’ en tu lista de alimentos?

“Hay muchas cosas que no me gustan. Igual que El Aguador, Bobby Boucher, y su madre diciendo que ‘todo es malo’. Yo crecí así. Por ejemplo, nunca bebía gaseosas como una Pepsi. La probé un par de veces, pero nunca me tomé una entera. Porque ya sabes, son ‘malas’. (Se ríe por lo bajo). Probé cerveza de raíces... y no es que sea un raro cuando se trata de esas cosas, pero nunca bebo gaseosas. Intento evitar los dulces, pero a veces me dan ganas y como un poco. No ingiero carne roja muy seguido; no me gusta cómo me siento cuando la como. A veces como un buen bistec o una hamburguesa en In N’ Out si tengo ganas. No me gusta mucho la leche... tomo leche de cabra, creo que es mejor para el cuerpo y más fácil de digerir. Intento conseguirla lo más ‘recién salida de la cabra’ como sea posible sin que sea necesario chuparla de la cabra directamente (risas)”.

“No siempre evito la leche. Me gusta el ponche de huevo en Navidad. Pero la leche, en general, siento que me da mucha mucosidad y creo que tiene muchas hormonas que no me gustan. Es otra de esas cosas que mi mamá hizo que no me gustaran desde chico”.

 

A tu equipo en The Ultimate Fighter, ¿sólo les enseñas sobre técnicas, inculcándoles confianza, etc.? ¿O también les hablas sobre las consideraciones de la dieta?

“Si veo que alguien tiene un problema, definitivamente digo algo sobre la dieta, al menos para concientizarlos. Porque muchas veces la gente ni siquiera sabe que no está comiendo bien. Por ejemplo, esta ensalada. ¿Es lo mismo que una ensalada de McDonald’s? Porque las hacen con lechuga iceberg, queso, crutones de pan y tomates... suena bien”.

“Había un muchacho en nuestro equipo de Hawái que tenía muchos problemas para llegar al peso. Y decía: ‘Lo único que comí anoche fue una ensalada, bla, bla, bla. Y un día hizo una reunión e invitó a todo el equipo. Había tres tipos de ensalada: Una era una ensalada de frutas con malvaviscos. Otra ensalada tenía trozos de panceta frita, palitos de wantán, lechuga iceberg y pollo. Y luego había una ensalada de lechuga iceberg. Todas eran ensaladas, ¡pero muy poco saludables! Y entonces comencé a pensar: ‘Sí, comió sólo una ensalada, pero con demasiado aderezo u otra cosa’”.

 

La dieta de Dominick Cruz en comparación con la dieta de Urijah Faber. ¿Quién gana?

“Hablé con Dominick y pasé tiempo con él, y parece que su dieta es espantosa. Se reía de sí mismo por eso. Es un testamento de su mentalidad. Es bastante fuerte mentalmente por la porquería que le mete al cuerpo. Así que le va bastante bien. Por lo tanto, por un amplio margen, nocaut en el primer asalto, Faber gana el desafío de la dieta”.

 

Cuéntale a los fanáticos que están leyendo esto sobre tu almuerzo de hoy y por qué lo elegiste.

“Desde siempre como mucha ensalada porque de chico siempre comía mucha. Esta, por ejemplo, tiene un poco de pollo, queso, mucho aceite de oliva y ajo, vinagre de cidra de manzana, un poco de lechuga verde oscura, cuscús, cuscús israelí (que creo que nunca antes lo comí, pero se veía tan bien que le agregué un poco). Tiene muchos carbohidratos complejos, muchas grasas saturadas y no saturadas, fibra, proteína y muchísimo sabor. La proteína es importante. La proteína no es necesariamente una fuente de energía, pero sirve para reconstruir los músculos y utilizas la creatina que obtienes de la carne. Durante los primeros tres a siete segundos de actividad explosiva, usas creatina. Algunos toman suplementos con creatina... Todos tenemos creatina naturalmente y algunos tienen niveles altos naturalmente, pero también puedes obtenerla de la carne”.

“Es una comida con muchas calorías; no cuento las calorías pero sé que tiene muchas. Necesito mucha energía y esto me dejará satisfecho. Tengo un batido de frutas para el azúcar (16 onzas de arándanos, frutillas, banana, yogurt de bajas calorías y jugo de naranja). También me encantan las papas fritas con salsa. Me muero por eso. Vi gente que empieza dietas e intenta evitar un montón de cosas. Yo no soy así. Soy más del tipo de personas que come por instinto. Si muero de ganas por papas fritas es probablemente porque mi cuerpo me está pidiendo sal y carbohidratos, y porque saben bien. Quieres disfrutar de lo que comes... vaya, esto está tan rico”.

 

¿Qué figuras, personas o fuentes le dieron forma a tu filosofía sobre la comida saludable?

“Primero y más que nada, mi familia, mi mamá y papá y la forma en que nos criaron y lo que nos ensañaron que nos guste. Si mirábamos una película, comíamos palomitas de maíz con batidos de fruta. Mi mamá cocina con aceite de oliva en lugar de manteca, miel en lugar de azúcar y todo ese tipo de cosas. Aprendí mucho y creé un régimen a partir de eso”.

“También recibí muchas influencias cuando estudiaba en UC-Davis (Universidad de California-Davis). Tomé clases, investigué y me eduqué sobre qué hay detrás de la buena comida y la hace saludable. Mi tercera gran influencia fue el mundo de la lucha. Perder peso es muy importante en nuestro deporte y tuve muchos buenos entrenadores que nos enseñaban a fuerza de equivocarnos. Aprendí mucho de ellos”.

 

¿Cuánto de la dieta se basa en tu crianza, cuánto en lo que aprendiste de otros y por estudiar nutrición, y cuánto en el instinto?

“Cuando todavía no había nacido, antes de tener uso de razón, ya estaba condicionado a disfrutar de una dieta saludable. Después de eso, comencé a aprender más cuando me convertí en atleta. Aprendí mucho como atleta a fuerza de equivocarme. Aprendí qué debes meter en el cuerpo y qué no, en especial a ciertas horas del día (lo que el experto en nutrición, el Dr. John Ivy de la universidad de Texas llama “ingesta nutricional”). La parte científica de mi dieta son cosas como... no voy a comer un bistec una hora antes de entrenar. Los bistecs tardan entre seis y ocho horas para digerirse, no puedes usar esa energía durante un largo tiempo. Un trozo de pan va directo al sistema y puedes usarlo en un par de horas, es energía segura. El azúcar (sostiene el batido) es una fuente de energía inmediata, entre 15 y 45 minutos sentiré los efectos de este azúcar”.

“A veces, me beneficia comer carbohidratos simples, como el arroz blanco. Bajo 21 libras de mi peso normal (alrededor de 156 libras) para alcanzar las 135 libras. Cuando bajo alrededor de 10 libras (145) tiene sentido ingerir comida con mucha energía. Está bien comer arroz blanco en una ocasión como esa, pero generalmente prefiero los carbohidratos complejos: frijoles, arroz, vegetales, cuscús, todos esos granos, las nueces, son carbohidratos complejos”.

“Los carbohidratos simples están refinados y les sacan muchas cosas y sólo dejan la parte de la energía. De eso hay mucho en Estados Unidos. Si te ejercitas mucho y necesitas carbohidratos simples, cómelos. Pero si no estás ejercitando, y sólo comes carbohidratos simples, acumularás grasa. Y eso es lo que obtienes de mucho arroz blanco, muchos cereales para el desayuno que están procesados y muchas comidas procesadas”.

 

Cuéntanos sobre la diferencia que hay entre perder peso para luchar y para una pelea del UFC

“Puedes imaginarlo, si te pesas para una lucha y tienes que competir en una hora, no bajarás tanto de peso en la última semana. Debes hacerlo de forma gradual y debes poder funcionar bien después de llegar al peso. Puede significar, por ejemplo, que si debo llegar a un peso para luchar, no coma una comida completa. Quiero algo que me de energía rápido: una rosca de pan, una barra energética, algún tipo de bebida rehidratante con electrolitos y sodio. Lo suficiente como para superar la competencia de siete minutos. Debes poder funcionar durante siete minutos con el mayor rendimiento posible”.

“Participé en más de veinte peleas por el título, cuando bajo de peso tengo todo un día para recuperarme. Puedo ser un poco más severo con la pérdida de peso y agotar más mi cuerpo durante la semana de la competencia, (y luego del pesaje) reconstruirme, descansar y rehidratarme por completo. Pero tengo muchos más recursos para prepararme para una batalla de 25 minutos, en comparación con una lucha de siete. Si tuviera que llegar a un peso en las artes marciales mixtas tal como lo hacía en lucha y competir durante 25 minutos, estaría en graves problemas”.

 

¿Cocinas? ¿Cuáles son algunos de tus platos?

“Soy muy buen cocinero. Puedo hacer todo lo que cocina mi mamá, aunque no tan bien. Creo que eso se aprende con el tiempo. Cuando éramos chicos teníamos que prepararnos mucha comida. Mi mamá nos hacía preparar la cena una vez a la semana durante la escuela secundaria, mi hermano y yo teníamos que hacerla. Mis padres también trabajaban mucho, así que siempre cocinaba para mí. Hago batidos de fruta, ensaladas, platos italianos, sé hacer vegetales al vapor... hago de todo”.

 

Para obtener más información sobre la dieta Faber, visita el sitio Web de Faber.

Watch Past Fights

Medios

Reciente
Vea la previa extendida de UFC 181, donde se enfrentan por segunda vez Johny Hendricks vs Lawler por el título welter y Anthony Pettis vs Gilbert Melendez por el campeonato de los ligeros.
25/11/2014
Minuto UFC trae información sobre UFC 181; qué representación latina tenemos en el evento y además lo que se viene en Invicta FC.
25/11/2014
Minuto UFC Español, noticias, actulidad y resumen informativo sobre las MMA.
24/11/2014
Por pimera vez en seis años el título welter queda vacante. Johny Hendricks y Robbie Lawler pelean para determinar el campeón. Hendricks y Lawler batallarán de nuevo en el cinturón en UFC 181.
24/11/2014